Entidades No Lucrativas

Cuando hablamos de Entidades No Lucrativas (también denominadas organizaciones sin ánimo de lucro, organizaciones no lucrativas, organizaciones sin fines de lucro) nos referimos a entidades ciudadanas cuyo fin es vertebrar la sociedad, haciéndola mas dinámica y participativa y  no la consecución de un beneficio económico. Suelen tener diferentes figuras jurídicas y por lo general reinvierten el excedente de su actividad en obra social.

Estas agrupaciones tienen como característica común, estar constituidas para realizar acciones colectivamente, con fines comunes, de una forma estable, sin ánimo de lucro, organizadas democráticamente e independientes, al menos formalmente del Estado, los partidos políticos y las empresas.

El derecho de asociación es un derecho fundamental contemplado en la Constitución Española en su artículo Artículo 22 que expone:

 Artículo 22:

          1. Se reconoce el derecho de asociación.
          2. Las asociaciones que persigan fines o utilicen medios tipificados como delito son ilegales.
          3. Las asociaciones constituidas al amparo de este artículo deberán inscribirse en un registro a los solos efectos de publicidad.
          4. Las asociaciones solo podrán ser disueltas o suspendidas en sus actividades en virtud de resolución judicial motivada.
          5. Se prohíben las asociaciones secretas y las de carácter paramilitar.

Como características comunes a las Entidades No Lucrativas nos encontramos que:

  • Están formadas por un grupo de personas.
  • Constituidas para la consecución de un/os fin/es licito/s prefijado/s,  es decir tienen objetivos y/o actividades comunes.
  • Es una organización que actúa hacia el exterior como unidad.
  • Debe poseer alto grado de participación voluntaria en sus actividades.
  • Carece de ánimo de lucro.
  • Tienen carácter privado y deben ser independientes.
  • Gozan de personalidad jurídica con un funcionamiento democrático.
  • Cuentan con una organización estructurada.
  • Cuentan con capacidad de autocontrol institucional de sus acciones.

Con respecto a estas características merece la pena aclarar que no tener ánimo de lucro significa que no se pueden repartir los beneficios o excedentes económicos anuales entre los/as socios/as, por tanto, sí se puede:

  • Tener excedentes económicos al finalizar el año.
  • Realizar actividades económicas y emitir facturas.
  • Tener personas contratadas en la entidad.

Lógicamente, dichos excedentes deberán reinvertirse en el cumplimiento de los fines de la entidad.

1 0 0 0 0