Definición básica de recurso

Un recurso es cualquier medio o conjunto de elementos disponibles que facilita la consecución de los fines/objetivos que nos marcamos

Existen varios tipos de recursos: económicos, humanos, materiales, técnicos, naturales, etc. pero en esta guía nos centraremos en los económicos como fuentes de financiación de nuestra entidad.

 Antes de comenzar con la clasificación de las fuentes de financiación –clasificada en recursos propios y recursos ajenos- haremos unas recomendaciones y daremos unos consejos que nos ayudarán a la hora de gestionar o/y solicitar estas fuentes económicas.

Recomendaciones a tener en cuenta antes de solicitar ayudas económicas 

Sepamos cuáles son nuestras necesidades para “saber pedir”.

1. Identificación del problema

        • Identificar los principales problemas existentes a través del análisis de la realidad.
        • Priorizar y seleccionar un problema central e identificar sus causas y efectos

2. Objetivo (situación futura deseada):

        •  Una vez seleccionado el problema objeto de nuestra atención
        •  Definir cuál es el fin del proyecto/propuesta y cómo haremos para conseguirlo.

3. Destinatarios/as o beneficiarios/as:

        •  Definir quiénes se van a beneficiar de la situación futura deseada (destinatarios/as o beneficiarios/as de nuestra intervención).

 4. Tener claro las debilidades o riesgos del proyecto:

        •  Estudiar las posibilidades de éxito y fracaso de nuestra intervención.
        • Plantear estrategias que faciliten o garanticen nuestra actuación (estudiar la viabilidad de las mismas).
        • Elegir la mejor estrategia, la que nos ayudará a conseguir nuestro objetivo.

5. Experiencia:

        •  Describir cuáles han sido nuestros los logros, nuestra experiencia y trayectoria.
        • Describir que obtendrán las instituciones públicas, privadas, particulares, etc. del desarrollo del proyecto. (Dependerá de a quién se solicite la ayuda y la repercusión que tenga la intervención).

6. Sustentabilidad en el tiempo:

        • Establecer cuáles van a ser las vías que darán continuidad al proyecto cuando ya no exista la fuente económica.

7. Búsqueda de alianzas: Con esta actuación se dará sustentabilidad al proyecto y la repercusión será mayor.

        • Buscar colaboraciones con otras instituciones/organizaciones, personas con representación en el ámbito de intervención, etc. para que se unan en la consecución de nuestro fin/objetivo.
  1. Cofinanciación:
        • Conseguir otros ingresos económicos propios o ajenos que financien parte de la intervención, respaldando así nuestra actuación.
  1. Relación costo-beneficio:
        •  Hacer lo mismo pero con el menor coste.
        • Hacer más con el mismo dinero.

10.Creatividad e Innovación:

        • Realizar nuestra actuación mejorando lo que ya existe, innovando, y/o a través de acciones nuevas/experimentales.

11. Evaluación de impactos, estableciendo etapas e indicadores de evaluación así como los resultados deseados. 12. Repercusión de nuestra intervención a nivel:

        • Social
        • Particular: los/as destinatarios/as o beneficiarios/as del proyecto
        • Institucional
        • Medioambiental
        • Etc.

Consejos para conseguir una economía sana en nuestra entidad

  •  Al menos un 30-40 % del presupuesto cubierto con recursos propios.
  • No superar 50 % con subvenciones.
  • No superar 20 % de una sola empresa, fundación o administración.

 

 

Una vez realizadas estas sugerencias pasamos a explicar las diferentes fuentes de financiación, pero antes haremos una parada en el concepto de Fundrasing.

0 1 0 0 0